5 pasos para rentar un local comercial

0
520

Uno de los primeros puntos a considerar para cualquier emprendedor es conseguir un local comercial en donde instalar su negocio.
Al abordar este punto son muchos los aspectos a considerar en donde el precio de renta así como la ubicación son dos de los más importantes.
Ambos caminan sobre una misma línea y uno depende del otro. Por ejemplo, de acuerdo con datos entregados por Expansión, en el centro histórico de la Ciudad de México, la renta de un local puede alcanzar los 19 mil pesos, mientras que en Polanco la renta llega a los 119 mil pesos. Estos datos en función de las condiciones del mercado hacia 2018.
Aunque sin dudas estos elementos son básicos, la realidad es que no son los únicos a considerar al momento de tomar la decisión de rentar un local comercial.

Guía básica para rentar un local
La inversión que está en juego, más allá del pago per sé de la renta de dicho espacio, no es menor, por lo que una primera recomendación es tomar esta decisión de la mano de especialistas con un amplio conocimiento del mercado.
En este sentido, Dimphna Cabello, RE/MAX Savic, Estado de México, comparte una guía básica para que la renta de un inmueble comercial sea todo un éxito:

Define el giro
A decir de Cabello “debemos de saber primero cual es el giro al que destinara, con la finalidad de verificar que el uso de suelo del mismo lo permita” así como saber si la localidad está otorgando licencias de funcionamiento acordes al giro.

Documentación en regla
“Se requiere una serie de documentos por parte del arrendatario y su fiador, para así realizar una investigación  y conocer sus identidades, si cuentan con la solvencia económica suficiente para cubrir el monto de la renta, si es persona física o moral, que estén debidamente inscritos ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, conocer el estado jurídico y legal de las partes y de la garantía, esto con la finalidad de conocer a la parte arrendataria y en cumplimiento de la Ley Federal de Extinción de Dominio”, afirmó la especialista de RE/MAX.

Capital de “colchón”
Al momento de decidir rentar un inmueble comercial es necesario considerar que por lo general se solicita un depósito y cuando menos un mes de renta corriente, por lo que es importante considerar este aspecto al memento de hacer el plan de inversión.
“Lo mas común en este tipo de arrendamientos es que se pida 1 mes de renta corriente y 2 meses de depósito en garantía a la firma del contrato de arrendamiento, ya en otros casos más específicos se puede llegar a pedir fianza, guante, más meses de depósito en garantía y también un periodo de gracia para poder acondicionar el espacio”.

Contrato a largo plazo
Al decidirse por un inmueble en la materia, es vital considerar que “estos contratos por lo regular son por periodos largos, en su mayoría por mínimo 5 años”, de acuerdo con Cabello, por lo que se trata de una decisión con pocas posibilidades de salir sin perder dinero una vez que se toman.