4 consejos para diseñar un empaque divertido

0
731
Crear empaques divertidos es una de las formas más fáciles de convencer al cliente para comprar el producto, pero ¿cómo hacer estos diseños?
Foto: behance.net/gallery/78913847/Always-Baked-T-shirt?tracking_source=search-all%7Cempaque

Crear empaques divertidos es una de las formas más fáciles de convencer al cliente para comprar el producto; si un packaging es atractivo, dinámico o único, los consumidores se sentirán más convencidos para elegir este producto en lugar de otro. Para ello es necesario que se tomen en consideración ciertos aspectos como los que se describen a continuación.

Quizá te interese: Empaques de mermelada que simulan fruta natural 🍓🍐.

Utilidad:

Un empaque tiene que ser útil por encima de ser “estético” por lo que es muy importante no perder el objetivo de éste a la hora de diseñarlo. Pensar en un diseño reutilizable, fácil de usar, ecológico, etcétera, son algunos de los valores que se pueden agregar a su utilidad.

Colorido:

Los colores llamativos son uno de los recursos más efectivos para captar la atención, por lo que su utilización en los empaques es vital. Si bien es necesario comprender la teoría del color, u otras metodologías, para ayudar a mandar el mensaje que nuestro producto requiera.

Brillante

Los objetos brillantes son hipnotizantes para la vista, por lo que el brillo es un recurso muy efectivo para destacar de entre la competencia. Recomendación: NO debe utilizarse constantemente puesto que se perderá el efecto imponente.

Forma única y agradable:

Crear un empaque con forma única suena muy sencillo de hacer, pero a la hora de crearlo no se piensa en nada. Lo mejor es dejar de pensar convencional y planamente, es decir, no pienses en las imágenes plasmadas, hazlo en 3D, inventa un segundo uso, encuentra una relación con otro objeto, etcétera.