De novato a experto, 10 tips para el portafolio perfecto

0
564

Todos experimentan, a lo largo de trayectoria profesional, una etapa de aprendizaje con su respectiva curva que les hará convertirse en un experto, en este camino será necesario desarrollar una evolución que también se debe ver reflejada en el portafolio creativo.

A continuación te vamos recordar diez aspectos que debes considerar para que tu portafolio crezca contigo.

1. ¿Principiante? Demuestra que aprendes rápido
Los directores creativos quieren ver personas con iniciativa propia. Ellos quieren ver el “hambre” de crecimiento de un diseñador junior, demostrar que quieres aprender, que eres rápido y que entiendes los conceptos.

2. ¿Intermedio? Habilidades sólidas de diseño
Si eres diseñador intermedio, siempre debes de demostrar que cuentas con habilidades sólidas consistentes en proyectos de mayor escala, que puedes trabajar con un brief y dar soluciones, o ejecutar las ideas de otras personas.

3. ¿Senior? El liderazgo es importante
Para desempeñar funciones de diseño de alto nivel, el director creativo busca liderazgo y buen juicio así como grandes habilidades de diseño. Un diseñador senior debe tener experiencia en todas las áreas claves: creatividad, dirección de arte, liderazgo,  responsabilidad y la competencia de diseño.

4. Explica tu papel honestamente
Los proyectos de diseño gráfico, en línea, de gráficos en movimiento requieren más que un par de manos, si las incluyes, asegúrate de explicar el proyecto,  qué fue lo que tu hiciste. Sé honesto.

5. Coloca un link del portafolio en el correo electrónico
Una opción para dar a conocer tu portafolio es enviar el link de tu portafolio en un correo electrónico o bien un archivo PDF de poco peso. Si concretas una cita puedes llevar tu trabajo digital en tableta, por ejemplo.

6. Incluye al menos cinco piezas
¿Cuántas piezas de trabajo debe incluir tu portafolio? Al menos 5 en un tamaño decente, con imágenes desde diferentes ángulos.

7. Explica tus proyectos experimentales
Si tienes trabajos experimentales que funcionaron, es bueno colocarlos en el portafolio,  puede ser lo que busca la agencia o cliente

8. Muestra tu ideología
Si incluyes varias imágenes para cada pieza de la cartera, recuerda que no todas tienen que mostrar los aspectos de la producción final, es decir, puedes incluir dibujos, conceptos, pensamientos escritos o el proceso. Esto puede ayudar a contar la historia detrás de la pieza, sobre todo si se llega a la etapa de entrevista. También ayuda a explicar cómo resolviste un problema de diseño.

9. Piensa estrategicamente
Muestra tus trabajos en el portafolio de manera estratégica, es decir, aquellos que muestren tus capacidades y habilidades como diseñador, tus logros profesionales y con los que puedas argumentar soluciones de diseño.

11. Sé versátil
Hoy en día la tecnología permite llevar tu portafolio digital a cualquier parte, pero no en todos los casos será lo mejor para presentar, un impreso o físico puede impresionar, sobre todo si se trata de un diseño de producto.