#DiaMundialdelaSonrisa y cómo conseguirla en los retratos

0
19

Una de las expresiones humanas más francas, que denota el más puro y auténtico estadio de bienestar es la sonrisa. Sus poderes curativos y estabilizadores para las personas son innegables y por ello se ha convertido hasta en una constante recomendación médica.

Dentro de los terrenos de la creatividad visual la sonrisa tiene también juega un papel protagónico y podemos pensar en ella desde la discreta Gioconda de Leonardo Da Vinci hasta la famosa Smile Face circular y de color amarillo que el diseñador estadounidense Harvery Ball creó y propagó por el mundo.

Instagram
Instagram

Es precisamente gracias a este creativo visual que se celebra, cada primer viernes de octubre y desde 1999, el Día Mundial de la Sonrisa.

Twitter
Twitter

Acerca de esta expresión humana, enumeramos a continuación cinco recomendaciones que como fotógrafo debes seguir al momento de hacer retratos.

1.- Genera confianza
Ten una actitud grata con tu sujeto para que puedas ganarte su confianza. Si generas un ambiente de confianza, el nerviosismo del modelo desaparecerá con mayor facilidad y estarás en camino de lograr fotografías mucho más naturales.

2.- No acerques la cámara demasiado
El nerviosismo del modelo puede deberse a que no está tan acostumbrado a que las luces y la lente fotográfica se dirijan a él. Elige un encuadre, apertura de diafragma y lente que te permita mantener una buena distancia entre el sujeto y el equipo fotográfico, de modo que el modelo ni piense demasiado en el equipo.

3.- Aprovecha las distracciones del modelo
El ambiente que se genere durante la sesión pude lograr que el modelo se distraiga a ratos y es en estos momentos cuando pueden surgir buenas poses y con mayor naturalidad. Si bien el modelo puede distraerse, tú no puedes hacerlo si quieres lograr las mejores tomas.

Instagram
Instagram

4.- Busca siempre la sonrisa
Tan importantes son las sonrisas naturales de un modelo cuando se necesitan como las razones que generan esta reacción humana en la vida real. El buen humor siempre abre las puertas de la creatividad y trabajar en un ambiente donde las risas se escuchan constantemente resulta conveniente.

5.- Sonríe tú también
No sólo pidas a tu modelo que sonría, también hazlo tú y además ten la mejor actitud. El trabajo de ser fotógrafo puede ser extenuante, largo, sin horarios establecidos pero, no lo niegues, lo disfrutas en serio. Traslada tu amor al arte hacia una sonrisa de tu boca y propicia el mejor ambiente del trabajo.

6.- Siempre se puede corregir con edición digital
Cualquier imperfección que puede tener una sonrisa, y dependiendo de los interese particulares del proyecto, se puede corregir con edición digital. Tal vez se trate de un proyecto publicitario que necesite una blanca sonrisa y dientes como de endodoncia… pero si no es el caso, la naturalidad y realismo de una buena sonrisa también puede resultar muy atractiva.