kitsch, estilo del diseño que nunca está de más

0
14

El kitsch se clasificó como un estilo artístico hacia la década de 1960 pero su esencia existió desde el surgimiento de la actividad visual misma y esta actitud creativa ya existía en el diseño también desde mucho tiempo atrás.

El estilo kitsch ha sido retomado ampliamente desde la cultura pop y representa ese concepto de que no sobran los elementos visuales, por el contrario, es es posible añadir más color, más forma y más adornos en beneficios de una pieza o producto de diseño.

Esta convicción visual se ha extendido a lo largo de los tiempos pero fue razona y establecida como kitsch por los teóricos Walter Benjamin y Theodor Adorno, quienes establecieron que este estilo es precisamente la falta de este por una excesiva mezcla de estilos…

Una de las problemáticas que presenta este estilo y de la cual te hemos insistido en otras ocasiones, es que el exceso de integración tendencias puede quitar efectividad al mensaje central que el diseño busca comunicar.

Se trata de una tendencia creativa y del arte en la que sencillamente no es problema agragar elementos porque “nada está de más”.

Al kitsch se le califica de cursi, exagerado, sobrerrecargado, trillado, colmado de lugares comunes y visualmente llamativo, su existencia es innegable y forma parte de muchos de los terrenos de la cultura popular, a continuación se muestran algunos ejemplos visuales.

THE TRUCK, por Saumya Sah

 

Youth Album Design, por  Hayden Davis

 

Kitschy Ladies, por  Zaki Samoud

 

 

T-shirt Graphics: Uth Oye!, por  Shehzil Malik

 

Paradise Kitsch, por  Ula Kóska

 

In Deer We Trust, por  Deer Dandy

 

 

Tepito Kitsch Indio Label, por  Luis Baró

n

 

Heinz your move!, por  E.J. Kim