La utilización del diseño en las empresas (design ladder)

0
13885

¿Cómo vamos a utilizar el diseño en una empresa?

El centro de diseño sueco (SVID) elaboró hace algunos años un modelo que se le conoce como DESIGN LADDER, “escalera de diseño”, que se desarrolló para medir el grado de madurez de empresas en lo que se refiere al diseño.

El modelo sitúa en el nivel mas bajo de la escalera a las empresas que no lo utilizan y en el más alto aquellas que lo utilizan como herramienta de innovación; en los peldaños intermedios estarían aquellos que lo utilizan como Styling (estilismo) y las que lo entienden como un proceso. El modelo propone además que las empresas van subiendo por la escalera a medida que perfeccionan su conocimiento del diseño y mejorando el uso del mismo para sus finalidades corporativas.

El Design Ladder goza de cierto reconocimiento en la comunidad del diseño, se ha utilizado en múltiples estudios y a partir de ella se desarrollan nuevas clasificaciones y escalas de medición.

Las diferentes etapas son:

1. NO DISEÑO
El diseño es una parte totalmente invisible en la empresa, se niegan a la necesidad del diseño y en las que se sostiene que cualquiera es capaz de desarrollar un producto. Sin embargo, con diseño o sin el, las empresas lanzan al mercado productos y servicios con gráfica carente de diseño. Pueden tener productos que fueron diseñados hace décadas sin cambio alguno o bien copiados de modelos existentes en los diferentes mercados.

2. STYLING
El diseño se utiliza solo para dar forma al producto, puede ser un producto muy competitivo por su calidad pero puede tener muchas fallos de diseño que no se pueden recuperar si solo se cumple con el estilismo.

3. PROCESO
La empresa entiende que el diseñador tiene que formar parte del equipo de desarrollo de un producto desde el inicio e implanta una buena metodología de gestión de proyectos de diseño.

4. ESTRATEGIA
Las empresas que se encuentran en este peldaño no solo confían en el diseño para el desarrollo de nuevos productos sino que el diseño es lo que de forma y vértebra a la estrategia corporativa, Se basan normalmente en una fuerte identidad de marca que se proyecta impecablemente en todos sus puntos de contacto.

La intensidad con que la empresa quiera utilizar el diseño, junto a la definición corporativa que se va a emplear, nos dará las indicaciones precisas para definir una política de diseño y para poner a punto una estructura bien calibrada y correcta dentro de la organización, que apoye sus objetivos estratégicos sin alterar su funcionamiento.

DesignLadder_Rodrigo_Cordova-01(1)

Textos basados en el libro “Diseño rentable” de Xenia Villadas