Según la American Music Therapy Association, la música tiene efecto en la salud, gracias la familiaridad, previsibilidad y sentimientos asociados con ella. Y no solo eso, abate el estrés y la ansiedad, según académicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

La música al parecer es la herramienta ideal para lidiar con el estrés. Así lo afirmó el profesor de la Facultad de Música, Patricio Calatayud: “Su función terapéutica tiene una larga historia; esta experiencia puede ayudar a relajarse, sobre todo en estos tiempos tan inciertos”.

Precisó que lo ideal es tener una escucha pasiva e inmersiva que permita fluir en el tiempo para sacar las incertidumbres que ha generado en los últimos meses las noticias sobre la crisis sanitaria, aunado a los entornos familiares y/o laborales.

En tanto, el académico Luis Ángel Serna Manrique, indicó que: “algo que podría ayudarnos mucho en esta pandemia es hacer una especie de ‘botiquín musical’, de tal manera que cuando queramos canalizar una emoción positiva o negativa podamos ocuparla para ayudarnos a ser más resilientes”.

De acuerdo con Brian Harris, neurólogo de Harvard, otros beneficios incluyen la salud cardiaca y llega a partes del cerebro como el movimiento, lenguaje, atención, memoria y emociones.

De hecho, en el tratamiento de enfermedades como el autismo, parkinson o alzheimer se utiliza una terapia basada en ella, ya que la comunicación neuronal, la elasticidad y plasticidad del cerebro se ve beneficiada.

Así que especialmente en medio del confinamiento hay que alistar los audífonos y disfrutar de la música más placentera para cada persona, ya que es el mejor método para alejar el estrés y todas las afectaciones que llegan con él.

Te recomendamos: