Packaging: el comestible es el mejor porque no contamina

0
1466

Una de las grandes responsabilidades sociales del diseño, pendiente por resolver muchas aristas con respecto a la contaminación, la ocupación de espacios y el desarrollo sustentable, se puede encontrar en la creación de empaques, aspecto que conlleva todavía el uso de muchos recursos materiales que son difíciles de reciclar o de reintegrar a la naturaleza.

Ante esta situación, algunas ciudades como Nueva York y países como Francia han comenzado a restringir el uso de ciertos materiales, como el poliestireno expandido, para la elaboración de cajas y empaques para alimentación.

La búsqueda de la solución se centra en utilizar materiales orgánicos o amables con el ambiente, como papeles, cartones y otras suatancias que se integran con facilidad al medio ambiente o ocupen el mínimo de espacio… sin duda alguna, en el caso de los alimentos, la mejor alternativa está en la elaboración packaging comestible.

Packaging elaborado con leche
Científicos estadounidenses, por ejemplos, han desarrollado un empaque que sustituye al plástico por una película elaborada a partir de las proteínas de la leche, la cual ha demostrado su capacidad para proteger del oxígeno y otros agentes externos que descomponen a algunos alimentos perecederos. Ecentualmente se le podrían añadir nutrientes extras y hasta sabor, según han declarado.

Vasos de café comestibles
La cadena KFC ha desarrollado vasos para bebidas calientes elaborados a partir de una galleta de trigo, envuelta en papel de azucar y con una película de chocolate blanco que es resistente al calor. Se les ha adicionado aromas como coco, hierbas y flores… si bien se trata de una alternativa amable con el ambiente, habría que analizar qué tanto lo es para el organismo humano.

Stylus.com
Stylus.com

Guardar