Portafolios mexicanos, como estas piezas de LEGO, en nuestra edición de junio

0
140

Para sensibilizar a un grupo de alumnos en el diseño industrial, un profesor de esta especialidad en la Universidad Nacional Autónoma de México impulsó la instalación de un taller creativo en el que el objetivo principal fuera la elaboración de un portafolios de piezas de LEGO, pero con un estilo totalmente mexicano.

Mexican Legos es el nombre de este proyecto que promueve las habilidades de los estudiantes de diseño industrial, el taller está comandado por el profesor creativo Mauricio Reyes, quien platica con Paredro acerca de las bondades de esta iniciativa y los beneficios que ha traído en sus grupos de estudio:

“El taller tiene distintos finalidades, una de ellas es que los estudiantes de diseño industrial aprendan a reconocer los diferentes materiales que existen, así como los procesos que se llevan a cabo para que estos tengan ciertos acabados y características particulares, dependiendo de la necesidad de producto que se tengan”.

En el taller se elaboran diferentes modelos y cada curso se dedica a alguna temática en particular, en otros años, por ejemplo, han desarrollado modelos de bicicleta -mismos que pudieron exhibirse en el museo Franz Mayer de la capital mexicana- y otro tipo de productos a los que se les da un uso real.

En el caso de Mexican LEGOS, además de obtener la esencia mexicana en este tipo de productos de fama global a través del diseño de gestos, colores y las indumentarias inconfundibles de los personajes mexicanos, los estudiantes pudieron ponerse en contacto directo con plásticos, maderas, moldes, silicones, espumas, metales y todo tipo de materiales esenciales en su desarrollo profesional y tal parece que la idea de emular LEGOS fue sólo el pretexto para adentrar a los alumnos al mundo de la creatividad industrial.

“El reto principal para el equipo de trabajo ha sido seleccionar los materiales correctos y entender su aplicación a través de un análisis concienzudo que conlleva procesos mentales tanto en el plano creativo con respecto a la resistencia y usos de los materiales, como en cuanto a la creatividad visual para lograr imprimir a cada modelo el aspecto que se esperaba”, asegura Mauricio.

Acerca de los beneficios que este tipo de talleres traen a los estudiantes de diseño industrial, Reyes asegura que son muy contundentes: “Estos trabajos deberían exponerse más allá de la escuela, les brindan a los alumnos una buena formación y les ayuda a entender los parámetros para aprender a desarrollar proyectos, en cada uno de sus aspectos de organización”.

¿Quieres leer más detalles de esta entrevista? Nuestra edición mensual para iPad contiene mayores elementos informativos y una extensión de este tema y otros más que demuestran la creatividad mexicana:

Paredro Junio 2016
Paredro Junio 2016

13199380_10153666463098041_1633393873_o

13199321_10153666459968041_2033826101_o

13199196_10153666460778041_766322057_o

13199040_10153666457908041_114199132_o