Como ya lo hemos mencionado en ocasiones anteriores, para que los asesores inmobiliarios tengan un gran resultado, es necesario convertirse en unos grandes profesionales de su sector.

Ahora bien, para lograrlo, además de una constante actualización en cuanto a estudios, resulta importante conocer a fondo lo que el cliente quiere o está buscando. ¿Cómo lograrlo? Más que un cliente, se trata de una persona que tiene, como todos, sueños y deseos, por lo que es importante crear un vínculo más de índole personal para saber qué es lo que está buscando y, sobre ello, poder ofrecerle lo que mejor se adapta a sus necesidades.

Es por eso que hoy te compartimos tres elementos clave que, como asesor inmobiliario, debes incluir en tu estudio de mercado, con el fin de ofrecer una mejor ayuda al cliente.

01. Conocimiento de la zona:

Es importante que tú, como asesor, conozcas la zona donde se ubica el inmueble para que puedas evaluar cosas como la calidad de las propiedades, el tipo de vecinos que hay, así como los servicios públicos que existen en dicha zona; los negocios, escuelas, centros comerciales, entre otras cosas que suelen ser de gran importancia para el cliente.

02.Uso de suelo:

De igual forma, es importante que sepas el uso de suelo del inmueble, sin importar que esté construido o no.Trata de buscar siempre el valor más alto que recibirás por ese uso de suelo.

03. Redondea los valores:

Recuerda: el estudio de mercado es una propuesta aproximada, no es la exacta. Así que, todos los números que hayas calculado y vayas a presentar, debes redondearlos. Por ejemplo: si calculaste una cantidad de $3,287,540 preséntala como $3,300,000.

Todos estos elementos, entre muchos otros, te servirán a ti como asesor para ofrecer un mejor servicio al cliente. Recuerda que la relación con él debe ir más allá del asesor-cliente, sino tratar de buscar un punto en común que permita llevar a cabo una relación de amistad.