¿Recién graduado? 6 tips para integrarte al mundo laboral

275

A veces el ambiente escolar suele acoger a los estudiantes y rodearlos de una especie de protección ante el mundo real. Aunque no es recomendable, hay universitarios que durante sus años de formación de dedican en cuerpo y alma a sus asignaturas y no reparan en las problemáticas que su profesión se encuentra en un mundo laboral auténtico.

Esta situación propicia dificultades en el egresado para integrarse a alguna vacante, para adaptarse a una rutina que exige soluciones prontas ante las eventualidades que surjan y puede derivar en un desánimo y mal desempeño que daña tanto a la creatividad y del individuo como a los productividad de las empresas.

La recomendación general es atraverse a dar el salto a la vida laboral durante los años de estudio. Si por alguna razón esto no sucedió, entonces hay cosas que se pueden hacer al momento de concluir los años escolares. a continuación se enumeran:

Prepara tu portafolios
Coloca en tu portafolios los mejores trabajos que hayas realizado. Si acaso hay entregas que hayas hecho de manera formal, inclúyelas también. Recuerda que la materia prima de tu profesión es la imagen y de ella también depende la buena acogida que llegue a tener tu portafolios.

Realiza prácticas profesionales
La mayoría de las escuelas, sobre todo las de el Estado, exigen la realización de un servio social consistente en hacer tareas propias de tu profesión de manera gratuita -o por un pago pequeño- en instituciones o empresas. Después de ello se pueden hacer prácticas profesionales que, más que convertirse en tu fuente de ingresos y sustento, se convertirá en un simulacro real de la actividad laboral que seguramente te espera a lo largo de tu vida.

Acude con expertos de tu profesión
Intégrate a círculos de estudio o de análisis organizados por especialistas de gran jerarquía dentro de tu profesión, acude a mesas redondas, debates, congresos y a toda fuente de conocimientos que puedas encontrar y que sea de utilidad para tu carrera.

Opta por los posgrados
La formación profesional tampoco tiene por qué detenerse, acércate a los programas de posgrado de tu escuela o de otras instituciones educativas y no dejes de especializarte. Algunos combinan su actividad profesional con el estudio de alguna maestría o doctorado, mientras que otros mejor se acogen a los sistemas de becas y se centran al cien por ciento en su regreso a la actividad escolar.

Considera el freelance como una opción seria
La independencia laboral trae tantas ventajas como responsabilidades. No es una decisión sencilla, pero sí se trata de una alternativa que te fortalecerá, profesional, laboral y personalmente de una manera impresionante.

Comienza a picar piedra
Bienvenido al mundo real, es el tiempo de integrarte a la fuerza productiva de tu país y desenvolverte con los elementos creativos, técnicos, teóricos y éticos que se te proporcionaron durante tu formación académica. No olvides, sin embargo, que en la realidad hay que ser más flexibles y aprender a lidiar con clientes, competencia, colegas, cuentas por pagar y todo el cúmulo de responsabilidades que trae consigo la vida de un adulto profesional.