Tlalpujahua; diseño y tradición mexicana

0
151

Tlalpujahua, Michoacán.- Tlalpujahua es el primer pueblo de nuestro país que adopta la creación de esferas navideñas como su pilar económico; realiza al año cerca de 38 millones de esferas para venta nacional e internacional y posee la fábrica más importante del sector en Latinoamérica.

Michoacán es oficialmente el estado del país con mayor número de Pueblos Mágicos y uno de los más atractivos destinos turísticos de México. Uno de estos pueblos, Tlalpujahua, adoptó como pilar de su economía local la producción de esferas navideñas, siendo desde hace más de 40 años uno de los pocos productores de este objeto navideño nivel mundial. Cada año se realizan alrededor de 38 millones de esferas que se esparcen por el mundo y en el país, siendo ésta la principal fuente de empleo del  pueblo.

La tradición de la realización de las esferas comenzó por el señor Joaquín Muñoz Orta, quien emigró a Estados Unidos en  donde aprendió a fabricar adornos navideños. Para 1965 él y su esposa, María Elena Ruíz regresaron a su pueblo natal y comenzaron el taller “Adornos Navideños”.

El proceso de fabricación

La elaboración de las esferas es todo un arte “hecho a mano”. Para su producción son necesarios cuatro pasos:

1. El soplado del vidrio; se realiza con la exposición del vidrio ante un soplete y los pulmones del trabajador.

 

2. Le sigue el cromado color plata dentro de una válvula que lo aplica.

3. El producto pasa con las personas encargadas de decorar la esfera; las más sencillas sólo se les aplica pintura, otras suelen tener brillantina y chaquira.

4. Al final queda la aplicación del colgante y el empaquetado.

Tlalpujahua no sólo realiza las típicas esferas navideñas redondas, los artesanos crean un sinfín de figuras que ellos mismo nombran como gotas, churritos, luz de luna y las más difíciles para ellos, las campanas. De igual forma se elaboran figuras de árboles, cup cakes, balones y distintas figuras a base de los moldes que se les otorgan cada temporada.

Actualmente, este pueblo michoacano exporta a distintos países, tales como Estados Unidos, Canadá, Holanda, Inglaterra y Singapur. De este modo, 26 millones de esferas son destinadas a exportación cada temporada navideña. En el pueblo,  “La Casa de Santa Claus” es la fábrica principal del pueblo, y es la más importante en Latinoamérica, esta casa es la fábrica más importante en cuanto a producción, calidad y precio, además de que su  tradición es el pilar de la economía local y el sustento de las familias de Tlalpujahua. En el lugar también se han montado más de 180 talleres.

Daniel Muñoz Ruiz, hijo de los fundadores, es el actual administrador de  “La Casa de Santa Claus”, que además de producir esferas y adornos navideños en general, se  ha dedicado a  promover  la fabricación de esferas como atractivo turístico de Tlalpujahua que atrae a más de 30 mil personas al año y que cuenta con una Feria de la Esfera cada temporada navideña.