5 fases por las que atraviesa todo diseñador en la oficina

0
37

Cuando se tiene un rutina de trabajo laboral fija, de lunes a viernes, de ver a las mismas personas todos los días, escuchar las quejas de un cliente y las exigencias del jefe, todo se puede tornar cansado y sin duda eso afecta en la actitud así como en la productiva.

Notas relacionadas:
5 tips para diseñar un cartel publicitario impactante
10 apps para iPhone que todo diseñador debe descargar
12 colores que no sabías que existían y de dónde provienen

Bien dicen por ahí: “Todos queremos encontrar trabajo…hasta se tiene”. La mayoría ha pasado por esa etapa, la de envidiar a alguien por su puesto y sobre todo por su salario, pero cuando realmente se tiene parece todo lo contrario, ya que las quejas no dejan de sonar.

El que tengas un trabajo de ensueño no significa todo será miel sobre ojuelos; como diseñador se carga con la corona de “diva” y la cruz de “inconformidad”, pero en el trabajo siempre se tendrá una relación de amor/odio tanto con las personas como con la profesión, razón por la que se termina toda la vida sentado frente a una computadora.

Para identificar algunas de las fases del síndrome del diseñador encerrado en la oficina, aquí te presentamos algunas de las más comunes:

01. Me explotan

Sobre todo cuando se es diseñador jr. se tiene el pensamiento de que la sobrecarga de trabajo es demasiada, pero la realidad es esa, el trabajo es trabajo. Bienvenido al mundo laboral en donde los desvelos son constantes y las entregas casi en vivo.

frustrated

02. Soy el rey, casi el nuevo jefe

Esta fase se presenta cuando el jefe o un cliente te felicita por un proyecto, a partir de ahí todo es maravilloso, lo malo es que la exigencia se volverá mayor y el sueldo el mismo, por lo tanto, el nivel es el mismo que el de los demás.

tumblr_inline_nc8dlvpnfn1rfky0o

03. Nadie me hable hasta que yo diga

Aquí se presenta la fase de bipolaridad, en la que toda la oficina te cae mal, incluso tu entrañable compañero de al lado, por una extraña razón esta etapa sucede a causa de la rutina, pero es pasajera, a menos que la situación si esté muy mal.

1172_171c

04. Mi creatividad ya no da para más

Cada que se empieza un proyecto o se trabaja en varios a la vez. La ausencia de creatividad e inspiración es normal, pero esta frase es una de las favoritas. Solo hay que dejar que todo fluya.

tumblr_ljzm5vkQhA1qixleeo1_500

05. ¡Si no me suben el sueldo, me voy! (pero no se va)

Típico, el diseñador que quiere un aumento, habla con todos de que se quiere ir, pero no hace nada para mejorar la situación, solo amenaza y termina quedándose a falta de otra propuesta de trabajo o lo corren.

10 cosa