8 razones para convertirte en profesor y compartir tu experiencia

0
519
Algunos consideran convertirse en profesor de diseño como parte de su éxito profesional, pero las razones van más allá del reconocimiento intelectual.
Foto: Bigstock

Algunos consideran convertirse en profesor de diseño como parte de su éxito profesional, pero las razones van más allá del reconocimiento intelectual. Es una decisión importante porque representa un trabajo extra, pero con recompensas infinitas.

Quizá te interese: Spike Prime, el robot de LEGO diseñado para enseñar robótica, ingeniería y programación

Convertirse en profesor de diseño no es una actividad de una sola dirección, aunque pocos lo creen, dar clases es una forma muy fácil de seguir aprendiendo. Si te encuentras en una posición similar te damos algunas razones para convencerte a dar el paso.

  1. Aprendizaje:
    No hay manera de estar más actualizado en una disciplina que investigar para preparar una clase, debes estar al pendiente de las últimas tendencias, técnicas y metodologías.
  2. Satisfacción personal:
    La satisfacción personal de ayudar a otra persona es muy gratificante, además de convertirse en la inspiración o influyente de otros es una recompensa invaluable.
  3. Vínculos interpersonales:
    Estar conectado con la gente siempre trae beneficios, desde conocer otros puntos de vista, historias, tener contacto con otras realidades te permite explorar la situación del mundo, es como realizar un estudio de mercado constante.
  4. Vanguardia creativa:
    Esto es una realidad que no muchos perciben, los estudiantes realizan preguntas a temas inexplorados por los profesionales, por lo que en muchas ocasiones te permite encontrar oportunidades creativas que no se habían considerado antes.
  5. Romper la rutina:
    Un día en el aula nunca es igual, siempre hay formas de romper la rutina y hacer dinámicas entretenidas, además de que la principal rutina que se rompe es la del trabajo que realizas diariamente (ya sea como empleado o freelance).
  6. Libertad de cátedra:
    Aunque en la mayoría de las instituciones existe un plan de estudio, siempre se permite la libertad de cátedra que te ofrece la autonomía de enseñar los temas como tú consideres más pertinente, lo que su vez se convierte en un reto creativo.
  7. Exposición profesional:
    Convertirse en profesor le da un reconocimiento extra a tu Curriculum y por supuesto a tu vida profesional. En muchos casos para seguir investigando o estudiando te piden que des clases.
  8. Aportar tu experiencia a la sociedad:
    De todas las razones anteriores ésta tal vez sea la más pura, puesto que compartir el conocimiento y experiencia adquirida a lo largo de los años a un grupo de jóvenes ayuda a crear una sociedad más preparada y eficaz.