Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Este artículo tiene 1,613 vistas

Imprimir

Posted in:

3 pasos sencillos para crear y organizar un moodboard de manera útil

Si te preguntas cómo se hace un moodboard, es muy sencillo, con estos 3 sencillos pasos, organizarás uno adecuado a las necesidades de tus clientes.

Si te preguntas cómo se hace un moodboard, es muy sencillo, con estos 3 sencillos pasos, organizarás uno adecuado a las necesidades de tus clientes.

Si te preguntas ¿Qué es y cómo se hace un moodboard? a continuación te lo explicamos. Éste es sólo parte de un proceso creativo en el que el cliente y tú mezclan sus ideas sobre lo que les gustaría que el diseño tuviera. Es decir, es una especie de tablero motivador o inspiracional en el que se retoman trabajos previos que encuentras adecuados.

Podría parecer un paso innecesario en el proceso del diseño, pero aquí convergen las ideas del cliente de manera gráfica con lo que tu como profesional consideras ad hoc. De esta manera ven físicamente propuestas que no dejan espacio al malentendimiento No debe confundirse con la lluvia de ideas, pues en ese paso se concretan propuestas, y el objetivo de éste, es simplemente conocer los antecedentes en los que se basan las propuestas.

Quizá te interese: 7 pasos creativos para mejorar tus diseños y que les encante a los clientes.

Existen 3 pasos sencillos para crear y organizar un moodboard de manera útil para tu cliente y tú. Con el avance de la tecnología es sencillo crear tableros virtuales, sin necesidad de representaciones físicas en algún lugar, lo que asegura la rápida concepción, así como mayor cantidad de posibilidades. El ejemplo predilecto es Pinterest, que permite agregar y manipular el contenido del tablero, tanto tú como el cliente.

  1. Imágenes inspiradoras
    Suena a cliché pero lo más sensato es buscar aquellas imágenes que te transmiten las sensaciones que a su vez tu quieres transferir, ya sean los colores, texturas, estilo, tipografía, etcétera. CUALQUIER COSA que te llame la atención guárdalo.
  2. Agrupar y disociar
    Aquí el punto es agrupar las imágenes que tienes de acuerdo a su funcionalidad o estilo; fotografías, fondos, colores, tipografías, patrones, ilustraciones, etcétera. Después de que los tengas asociados, deshazte de lo que no te sirve o que no refleje lo que necesitas, te darás cuenta al conglomerar que hay cosas que no se adaptan a las necesidades.
  3. Ordenar las imágenes
    Es un paso creativo que te permite crear un pre de los bocetos, consiste en colocar las imágenes en un orden lógico, estético y funcional de manera que comienzas a imaginar los prototipos y lo importante de este punto es que puedes intercambiar los elementos de las distintas opciones que tienes en los grupos.

Al concluir esta estructura podrás reconocer los elementos que identifican tu marca o transmiten el sentimiento que quieres reflejar. Ahora sí estás listo para realizar un boceto con las necesidades adecuadas a tu gusto.

Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Escrito por Marcela García Espínola

-Periodismo Social- Comunicóloga egresada de la FES Acatlán, UNAM.

267 posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *