Aprende diseñar un punto de venta con estos elementos

0
554
Aprender a diseñar un punto de venta puede marcar la diferencia entre un negocio fructífero y uno sin clientela; aquí te decimos cómo construirlo.
Foto: Bigstock

Diseñar un punto de venta no se debe tomar a la ligera, pues aunque pareciera un paso más en la construcción de un comercio, éste puede marcar la diferencia entre un negocio fructífero y uno sin clientela.

Quizá te interese: #LibroDeLaSemana: Véndele a la Mente, no a la Gente de Jürgen Klaric.

Existen ciertos elementos dentro del montaje de un establecimiento que te ayudarán a destacar productos e incluso a guiar a los consumidores hacia cierta sección, aunque lo anterior depende de otros factores y datos (como el big data) es posible crear estrategias con pasos simples como las que a continuación te mencionamos:

El color de las paredes: 
Aunque usar paredes pintadas de colores neutros es la fórmula más conocida para crear un ambiente tranquilo, también se puede crear reacciones con la combinación de colores que son utilizados en el logotipo y en el concepto empresarial para repetirlos por todo el diseño, como en los muebles o bolsas, con el objetivo de contar una historia a los los clientes.

Fidelidad a los accesorios de tu marca:
En muchas ocasiones diseñar un stand puede afectarse por no utilizar colores o accesorios que representen a la marca y usar algo que no se conecte. Lo cierto es que si muestras tus accesorios al cliente, crearás una sensación de lealtad.

Todos los accesorios tienen que ser flexibles:
La flexibilidad en el diseño es muy importante, ya esto permite realizar varios cambios como armar y desarmar, combinar y acomodar el merchandising de diferente manera o hacer que el espacio luzca con un aspecto fresco durante mucho tiempo. En ocasiones sólo se utilizan artículos o elementos de temporada, lo que también afecta el objetivo al no reflejar una continuidad y por lo tanto una seriedad.

Las grandes tiendas son las que más saben, cópialas:
De las grandes empresas departamentales, supermercados o bodegas se puede aprender mucho en términos de logística o técnicas empresariales. No se debe hacer un diseño exactamente igual en cuanto a colores, estilos y diseño en general, solo por considerarlas las mejores. Pueden ser una gran inspiración al momento de diseñar adaptando todo a las posibilidades de materiales y necesidades de tu marca.

No permitirse un diseñador o asesor:
En ocasiones las pequeñas empresas piensan que no pueden darse el lujo de pagar un experto en diseño, pero eso puede resultar falso. Puedes contratar asesoría para una parte de tu trabajo, y eso te impulsará a conseguir nuevas herramientas e ideas para tu proyecto.

Quizá te interese: 10 consejos para diseñar un empaque creativo | Packaging.

Sí además te gustaría desarrollar habilidades en la comprensión de la importancia en las decisiones de compra, en la eficacia de acciones comerciales y de marketing, asiste al Diplomado Marketing en Punto de Venta que iniciará el 6 de diciembre de 2019, impartido por la Escuela de Mercadotecnia, donde obtendrás una ventaja competitiva de alto nivel ejecutivo. 

Las clases se imparten en ATELIER 26, ubicado en Xola 535, colonia Del Valle en la Ciudad de México e incluye material de apoyo impreso para cada sesión y diploma con valor curricular. Las sesiones se dividen en dos sedes, la Ciudad de México y San Diego, California. Además los estudios están certificados por la San Diego State University College of Extended Studies.

Si quieres obtener más información, llama a los teléfonos: 52 (55) 5516-5660 ó 52 (55) 5516-2346 extensión 161, 153, 174, 175 desde la Ciudad de México, al 01800-715-7444 para el resto del país, o da clic aquí.