Cómo aprovechar el poder de los colores a través sus relaciones

0
100

Elegir los colores para un diseño es totalmente crucial, pues una buena elección aprovecha las reacciones naturales que causan en las personas, además de darle audacia y gran alcance, pero ¿cómo hacerlo?

Notas relacionadas
Los 7 principios sagrados del diseño
Este currículo no destaca tus logros, sino tus debilidades
6 tendencias que cambian la naturaleza del diseño


Anna Guerrero del sitio Canva dice que una herramienta poderosa en branding es utilizar dos a tres colores, pues transmite un mensaje de manera clara y audaz, el ejemplo más claro es Google, el cual utiliza los colores primarios —rojo, amarillo y azul—, más un verde. Esto comunica que la empresa tecnológica no sigue reglas.

Existen colores que chocan y otros que funcionan muy bien juntos. Las relaciones de color se ilustran a través de su posición en el círculo cromático, que es un recurso fantástico para los diseñadores pues permite elegir paletas de colores armoniosas y agradables a la vista.

Por ejemplo, los colores análogos se ubican uno al lado del otro en el círculo cromático, lo que les da una perfecta, armonía bajo contraste. En la naturaleza se reconocen como los rojos y amarillos brillantes de una puesta de sol, o los verdes de verano y las hojas naranja de otoño. Los colores análogos comparten matices fuertes, lo que significa que son ricos y fuertes para trabajar.

colores1

En tanto, los colores monocromáticos incluyen versiones oscuras, medias y ligeras de un solo color.Crean contraste de una manera sutil, pero eficaz, sin necesidad de utilizar la profundidad.

Los colores complementarios se sitúan en lados opuestos del círculo cromático, lo que permite la más dramática de todas las relaciones de contraste de color. Comunican energía y emoción, por lo que son ideales para hacer diseños muy llamativos.

Finalmente, también se pueden seleccionar paletas temáticas, como una retro, que se puede hacer utilizando variaciones pastel de colores azul, rojo y crema. O bien, los colores de verano que infunden entusiasmo y audacia. Para ello, se utilizan variaciones brillantes de azul, rosa y amarillo.

PIE GDG 4