Cómo asegurarse de que los clientes siempre paguen, sobre todo en estas fechas

0
19

Ser diseñador freelance puede resultar un tormento cuando se trata de perseguir a los clientes para que paguen o salden una cuenta por completo. Para que eso no te pase y tu cuenta bancaria corra peligro de quedar en ceros, a continuación, te damos tres puntos estratégicos para lidiar con los clientes mala paga.

Notas relacionadas
Kanye West y Kim Kardashian son los nuevos rostros de Balmain
Aaron Draplin acompañado de la marca Vans, se meten hasta en los trebejos en busca de inspiración
Un sofá, una cama y un estudio personal de trabajo se fusionan para tu comodidad y privacidad

Existen cuatro tipo de clientes pesadilla con los que es inevitable no toparse por lo menos un vez en la vida: el que no paga, el que habla poco, el ingrato y los “expertos en diseño”.

Para todos es important el dinero, por lo tanto, es inevitable negarse a un trabajo, sobre todo cuando hay una necesidad, pero eso no significa que se trabajará de a gratis. Si te topas con un cliente que no paga, te damos tres consejos para lograr que ese imposible te pague. Como consejo extra: nunca aceptes que te paguen en especie.

1. Nunca vayas a una primera muestra sin antes un deposito de por medio

Cuando el cliente pida un avance, lo más correcto es aceptarlo, pero también es correcto que este haga un deposito monetario como un adelanto, así todos felices y contentos, y lo más probable es que el trabajo dé los frutos correctos.

shutterstock_121816978

2. Firmar un contrato antes de empezar el proyecto

Aunque sea una carta hecha a mano o en Word, es importante tener por escrito el compromiso del cliente, de lo contrario este podría salir huyendo con el trabajo, utilizarlo y nunca darte el crédito correspondiente. Si hay un comprobante de por medio, el cliente tampoco tendrá derecho a bajar los precios antes fijados.

shutterstock_223243018

3. Nunca permitir que el cliente haga un regateo o fije los precios

Por más excusas que este dé, nunca aceptes una cantidad menor, ya que estás devaluando el valor de tu trabajo, se correrá el rumor de que diseñas barato y nunca se podrá cobrar lo correcto por algo de calidad. Aunque se trate de un amigo, si tu situación es precaria, tampoco sedas. Como dato : nunca mandes los archivos en formato editable.

shutterstock_219656116