Como darle personalidad a mi marca a través del diseño

0
119

Las marcas en un principio pueden ser simplemente productos, pero con el paso de los años, se convierte en una persona o en significado valioso en la vida de las personas. Una marca puede ofrecer estatus, aventura, elegancia o comodidad.

Notas relacionadas:
5 cosas que todo diseñador debe saber
Predicen el color de moda para el 2014
Los emojis nos dicen que textear y manejar es una mala idea

Hay marcas como jeep que para las personas significa aventura, BMW significa elegancia o los tenis nike hacen sentir a las personas como sus estrellas favoritas, desde futbolistas o cantantes, por el simple hecho de ofrecer un producto hecho a la medida y que cubre una necesidad.

Entre las características principales para darle personalidad a una merca se encuentra la sencillez. La sencillez de traduce en fuerza; cuanto menos complicado es el planteamiento, más directo es el mensaje, más fácil resulta recordarlo y más efectivo es. La Sencillez se refiere a vivir la vida con MÁS placer y MENOS sufrimiento, y eso es lo que una marca con personalidad ofrece.

Para dar una personalidad a una marca se pueden seguir las siguientes diez leyes expuestas por JOHN MAEDA:

01. REDUCIR
02. ORGANIZAR
03. TIEMPO
04. APRENDIZAJE
05. DIFERENCIAS
06. CONTEXTO
07. EMOCIÓN
08. CONFIANZA
09. FRACASO
10. ÚNICO

Otro punto para darle identidad y personalidad a una marca es la originalidad. Con un diseño nuevo se debe establecer una distinción visual que conviene a la marca al ser un mercado tan competido en todos los sentidos.

Además, se le debe agrega una imagen física a la marca, ya sea un deportista, un actor o cantante, para que los consumidores la identifiquen de manera rápida en los diferentes puntos de contacto expuestos en las calles o tiendas.

Por último , una marca con personalidad debe tener un concepto o metáfora, aplicada ya sea en un logotipo o empaque. Las metáforas son el elemento central en la narrativa de una marca. Cuanto mas intensa sea la metáfora, más sólida es la historia detrás de la marca.

Como diseñador se debe enfocar a crear una marca que trasmita las siguientes consideraciones:

Los productos se compran, las marcas se adquieren.
Los productos tienen precio, las marcas valor.
Los productos se desgastan, las marcas maduran.
Los productos se consumen, las marcas permanecen.
Los productos denotan, las marcas connotan.
Los productos son realidad, las marcas percepciones.

No sólo se debe de enfocar en los estético del diseño, sino sumar todo lo estratégico y lo personal para ofrecer un producto y marca con personalidad que perdure a través del éxito y la identificación, ya que la percepción siempre está en constante cambio.

Información vía: Rodrigo Cordova, Directo de Factor Tres.