Diseñador freelance dile adiós a estos 7 malos hábitos

0
55

Los malos hábitos pueden ser lo peor para tu carrera como diseñador, por lo que si detectas alguno de ellos en ellas estas a tiempo de sacarlos de tu vida y mejorar tu vida laboral.

Notas relacionadas
Los 4 must que deben cumplirse al diseñar logotipos
Infografía: La anatomía tipográfica
El origen de los colores por país

1. Procastinar y distraerse

Posponer el trabajo es una constante para cualquiera en este mundo digital, pero tal parece que para los creativos es mucho más fácil dejar ir el tiempo y por ello dejar todo al último. Por otro lado, la distracción es también uno de los peores enemigos del diseñador, más si sucede por cualquier cosa, como las redes sociales, los chats, el estreno de una película, la recopilación de algo, etcétera. Acaba con esto al fijar horarios por día o semana.

2. Estar sentado por horas

Si bien procastinar o distraerse puede es malo, tampoco quiere decir que debas estar atado a tu lugar de trabajo por 8 horas. Tómate un pequeño break, camina cerca unos 5 minutos, pero no más tiempo ni dediques a otra cosa que pueda tomar más minutos. Esto refrescará tu creatividad.

3. No te disculpes

Si sueles comenzar un correo con la frase “lo siento”, es hora de dejar de hacerlo. Comienza a cumplir con los plazos que se te piden o propones. Esta frase debe dejar de existir en tu vocabulario.

4. No contar con un back up

¿Cada cuando haces copias de seguridad? Siempre debes contar con un sistema de respaldo, nunca sabes cuando puedes necesitarlo. Si no tienes uno, es momento de que comiences. Si cuentas con Mac, el sistema tiene TimeMachine que lo hace automáticamente.

5. Establece límites

Debes aprender a establecer límites y horarios sobre tu disponibilidad con tus clientes, no vives sólo para ellos y menos para un sólo proyecto. Esto lo puedes arreglar al establecerlo en el contrato.

6. No pidas ampliar plazos

Si quieres destacar, debes comenzar por olvidarte de pedir ampliar los plazos. No es nada profesional que pidas plazos más grandes para hacer tus entregas. Simplemente si no puedes, entonces no aceptes trabajos extras.

7. Dañar tu marca

Debes entender que si trabajas como diseñador freelance, ahora eres una marca. Así que antes de publicar algo en tus redes sociales piénsalo dos veces, más cuando no se trata de tu trabajo. No publiques en Dribbble o Behance cosas que puedan afectar tu trabajo y portafolio.

diseñador 2