Shadow Brand

0
23

Por ahí lo escuché de Pity, estudiante de psicología con 20 años de vida, que la sombra es el yo negado. A veces nos olvidamos que la tenemos a pesar de seguirnos a toda la eternidad. Nunca la presumimos, nunca la adoramos, tampoco la vestimos. Es de diferentes formas dependiendo del objeto o persona, pero también del ángulo de la luz. Solamente la saludamos cuando el sol está por atrás y hace que nos veamos de mayor tamaño y esbeltos. Pero bueno, eso pasa cada nunca.

Notas relacionadas
Iniciativa Creativa
El Ar(la)tte. El diseño de vestir café
Miopía del diseño

La sombra como cliente y la marca como personas. ¿Qué nos hizo la marca para ser su sombra y seguirla siempre? Tiene que ser una marca que te dice mucho, que te identifica, que incluso vendes de manera inconsciente su producto y que por cierto no te dan comisión alguna. Las palabras: leal y fiel, se quedan cortas. Una Shadow Brand es la creencia y aceptación de identificación a través de una promesa de valor que va más allá del precio, función, ergonomía, sensación, pero que rescata la emoción.

El sentimiento de tener ese producto o servicio que a pesar de esos errores el cliente te va a perdonar y va a seguirte a cada paso que des. Desde puntos de venta, presentaciones de nuevos productos o prototipos, de su comunicación, diseño. El consumidor se vuelve el abogado del diablo para defender tu producto o marca.

¿Qué pasa cuando no hay luz? ¿Dónde esta ese cliente, dónde esta esa sombra?
La aceptación de los errores es tragarse algo más que el hueso del mango. Se llama ego. La marca te ha descuidado, por eso ya no la sigues. Llegó un mejor competidor, un sustituto, un emboscador. Como empresa es bueno reconocer ese ego y poner en marcha una gestión de diseño en el que beneficie al cliente de una manera funcional y que le de sentido a la vida.

La ingeniería a la inversa, benchmarking y reingeniería son unos cuantos de los muchos procesos para empezar una innovación y cautivar a tu audiencia. De recuperar a las sombras que no has visto porqué no has iluminado su sentido de vida ni has creado una idea que aporte a la sociedad.

La luz creativa e innovadora te va a ayudar a reflejar el mercado meta. Si iluminas pocas sombras es poco probable que tu proyecto vaya a ser exitoso. De lo contrarío vas a necesitar paredes adicionales para satisfacer a todas esa manchas negras que pretenden seguirte a donde quiera que vayan abogando por ti el estandarte de lo que el consumidor adora, tu marca.

Pregúntate lo siguiente: Tú como sombra ¿que marca sigues y por qué? Ó ¿cómo te podrían convencer?. Ahora. Tú como marca ¿qué vas a hacer para que te sigan?. Ese “que” conviértelo en el “como”, pero lo más, lo más importante en el “a quien”.