Un edificio rompe con los paradigmas arquitectónicos al ser construido por robots con algoritmos físicos

0
137

El salón de actos Landesgartenschau de Schwäbisch, en Alemania, rompe con los esquemas arquitectónicos pues su construcción fue hecha por robots y no hay columnas o paredes que sustenten su estructura, pues su cúpula está formada con paneles geométricos. Un verdadero desafío a las leyes de la estática.

Notas relacionadas:
El singular diseño de un edificio le permite crear
Arquitectos transforman un viejo edificio de 
Un pequeño ejército de Pikachus invaden un edificio de

Todos los diseños arquitectónicos están planeados a partir de algoritmos físicos que permiten que la edificación se mantenga en pie, sin embargo las columnas son un elemento primordial que este edificio omitió por completo, por ello lo asombroso de su diseño. Sin embargo, con la ayuda de programas informáticos y robots capaces de diseñar y ensamblar este edificio fue posible lograrlo.

CACAHUATE 1

En vez de por columnas, la cúpula está formada por 243 paneles geométricos de cinco centímetros de grosor confeccionados en madera laminada. El secreto de la construcción son las 7,600 junturas que unen entre sí los paneles. Estos puntos de unión han sido diseñados por algoritmos cuyo funcionamiento se inspira en estructuras naturales como las del esqueleto con forma de cúpula de los erizos de mar.

cacahuate 2

El salón de actos Landesgartenschau de Schwäbisch que no parece ser tan especial en su diseño exterior que asemeja a un enorme cacachuate, fue un proyecto del Instituto de diseño computacional (ICD) y el de diseño de estructuras (ITKE) de la Universidad de Stuttgart.