5 maneras de optimizar la comunicación entre los clientes y diseñadores

0
6

Si acabas de abrir un negocio, es muy probable que vayas a necesitar de los servicios de un diseñador, ya sea gráfico, industrial, UX o de interiores; en pocas palabras, los diseñadores se están convirtiendo en una parte fundamental de la vida y cubren necesidades en casi todos los aspectos, pero es importante saber cómo comunicarse con ellos par lograr una fuerte relación.

Notas relacionadas:
4 razones por las que tu portafolio de trabajo apesta
7 técnicas fundamentales para diseñar una tarjeta de presentación memorable
4 objetos que todo diseñador debe comprar y quitarse lo codo

Para que la tormentosa relación entre un diseñador con su cliente salga triunfante e ilesa, a continuación, te damos cinco recomendaciones para que la colaboración sea prácticamente una delicia.

01. No tratar de bajar los costos

Lo más importante es el respeto, por lo tanto no hay que “regatear” los costos del trabajo de un diseñador, ya que el valor que se pagará será reciproco a la calidad del trabajo, razón por la que también es importante seleccionar el diseñador adecuado para el proyecto, hacer una búsqueda y no tratar de controlar todo, ya que es un trabajo en equipo.

cloud

02. Hacer uso de la nube

Al trabajar con su diseñador lo más probable es que como cliente se te pidan en constantes ocasiones la opinión sobre los avances, pero para eso hay que adaptarse a los métodos de trabajo, como los archivos pesados. Para compartir dichos archivos los mejor es hacer uso de los programas de almacenamiento en la nube y no del correo electrónico. Dropbox.com, Google Drive, Amazon Cloud Drive, iCloud son algunas recomendaciones.

03. Ponerse de acuerdo sobre el proceso de revisión

Este es quizás el elemento más importante, ya que el diseño y la estética pueden ser muy subjetivos, pero hay que ponerse de acuerdo sobre algún resultado cuantificable sobre empezar lo antes posible, la entrega de las primeras muestras, pagos, opciones y finalización. Si todo se hace en orden y siguiendo un plan estratégico, los frutos serán buenos.

shutterstock_177212246

04. Usar ejemplos y referencias

Todo el mundo tiene diversas opiniones, sabe lo que les gusta y lo que no, pero al momento de describir lo que se desea, hay que ofrecer ejemplos al diseñador, ya que muy a menudo la comunicación de ideas es poco fluida. Desde capturas de pantallas de un sitio web, fotos tomadas con el celular, revistas, periódicos, lo que sea, todo funciona para partir.

05. Tener la mente abierta

Esto puede sonar bastante obvio, sin embargo, la mayoría de las personas se apegan a sus ideas y no permiten explorar otras opciones. Si eres el cliente puede ser mocionan buscar el logotipo perfecto, pero, para el diseñador es cansado el rechazo de propuestas cuando no se le escucha pero sí se le critica. Hay que confiar más en la opinión del diseñador para aumentar las posibilidades de un trabajo fuerte.

shutterstock_181048655