6 reglas no escritas del diseño que se aprenden trabajando

0
162

La universidad brinda las bases teóricas de lo que es el diseño, pero relativamente las reglas fundamentales se aplican y aprenden realmente cuando se comienza la vida laboral, dejando atrás todos esos conceptos que se aprendieron de memoria para generar los propios.

Notas relacionadas:
4 falsas creencias sobre diseñadores gráficos que deberían romperse
10 películas que fueron inspiradas por 10 obras de arte famosas
Las 10 lesiones sexuales más comunes son ilustradas

De la teoría a la cuadrícula de la Proporción Áurea, existe un conjunto de principios fundamentales que se transmite de generación en generación entre los diseñadores. Todo buen diseñador debe conocerlas, así como cualquier curso de diseño decente o un libro de instrucción las debe cubrir.

Así como la vida misma, el diseño también cuenta con una serie de reglas no escritas que la mayoría de las veces se aprenden a través de amargas experiencias. Para estar prevenidos y alertas, a continuación, te presentamos seis de esas reglas del diseño no escritas ni enseñadas en la universidad, que de igual manera se hicieron para romperse:

01. Lápiz y papel primero

El lápiz y el papel centran la mente y la liberan de distracciones. Lo recomendable es bocetar primero antes de comenzar a lo grande y perder tiempo en propuestas que no funcionen. Dibujar libera todo tipo de emociones, el diseño se siente más real y se controla el contenido.

shutterstock_179111099

02. El cliente siempre tendrá la razón, incluso cuando esté equivocado

¿Para quién se trabaja? Para el cliente. ¿Quién conoce su negocio mejor que nadie? El cliente. ¿Quién paga? El cliente. El grandísimo ego de diseñador se debe dejar por un lado y escuchar lo que el cliente pida, claro, sin perder el estilo de diseñador.

shutterstock_184675706

03. Aprender a aceptar las críticas

Que el entusiasmo no se acabe. En muchas ocasiones el cliente dejará caer sus observaciones de manera tan ruda que se querrá salir corriendo de la sala de juntas. Lo mejor es aceptarlas, respirar profundamente y contar hasta diez antes de que alguien salga lastimado.

shutterstock_76982275

04. Probar antes los diseños a través de los medios de comunicación

En los últimos años, los logotipos se han convertido en propuestas más simple, por lo que se escalan mejor a través de diferentes medios de comunicación, algo que los diseñadores web han aprendido de amargas experiencias. Lo mismo aplica actualmente para el diseño gráfico, todo debe ser probado en diversos medios, desde el papel, web y móvil.

shutterstock_168161765

05. Saber cuando parar

Un problema perenne en las industrias creativas es saber cuándo se termina un trabajo. Lo recomendable es que cuando se piensa que hace falta algo extra, es ahí cuando se debe dejar todo en su lugar y no adornar con más. Como diseñadores siempre se quiere algo más, pero también se debe descansar y no obsesionarse.

shutterstock_179521184

06. Cobrar por adelantado

Este punto va para los diseñadores independientes y que buscan sus propios clientes. El consejo es nunca aceptar un proyecto sin antes recibir un adelanto monetario. De llegar a recibirlo, queda claro la seriedad del trabajo.

shutterstock_148789697