Cómo manejar el grado de pesos en tipografía

0
1123

Al crear una tipografía es básico tomar en cuenta que el grado de pesos se vea igual en todas las letras, es decir, en las líneas tengan coherencia visual en su apariencia.

Notas relacionada
Activa tu mente: cómo explotar tu creatividad
Cómo escoger el color adecuado para tu marca
6 esquemas de colores para diseño web: un experto te explica
10 hechos científicamente probados sobre creatividad


Tobias Frere-Jones, un diseñador experto en tipografía, creó una guía visual para manejar el grado de pesos de una fuente, sobre todo en lo que respecta a las ilusiones ópticas que permiten que exista una igualdad en todas las letras.

tipografias 4

Frere-Jones inicia con un ejemplo de una letra sans serif con un sólo peso, pero todo puede salir mal cuando la líneas horizontales parece más pesadas que las verticales. Lo ideal es que la medida en todas partes sea simple.

Fere-Jones dice que el fenómeno ha sido descrito de varias formas, desde la teoría de la “inferencia inconsciente” de la percepción visual, a la sabiduría convencional acerca de la ropa a rayas que nos hace parecer más altos o más delgados. Lo anterior significa que necesitamos varios pesos para presentar la idea de uno.

tipo 6

El autor utiliza a Futura para mostrar cómo se maneja el peso en las líneas de cada letra. Pues por ejemplo, la letra “O” pareciera ser un círculo perfecto y no es así tiene una ilusión óptica: una elipse dentro de un círculo, por lo que maneja bien el peso.

tipografia 2

La relación desigual de verticales y horizontales es notoria cuando se comparan los diseños, que aunque luzcan diferente, en realidad trabajan en el mismo principio de contraste de peso.

En las letras con curvas, la solución es hacer sus crestas en algún porcentaje más pesado que en las verticales. Una curva alcanza su peso máximo en su centro, mientras que en todas las otras partes es progresivamente más ligero. Las curvas se deben hacer más pesadas.

tipografia 2

Al final, se trata añadir negro, porque hay demasiado blanco. Pero en otras partes del diseño —o incluso en la misma letra— se puede tener el problema inverso, hay que restar negro porque no hay suficiente blanco.

tipografias 1

tipo 2