Diseño paramétrico: simbiosis entre complejidad y automatización

0
107

El uso de CAD como herramienta para impulsar el proceso de diseño ha llegado a su fin. La conectividad sin precedentes, el concepto de nube digital, el poder de creación de un consumidor a través de la fabricación digital directa y los modelos de negocios alterados cambiarán no solamente el CAD, sino el proceso de creación en sí mismo hacia procesos de diseño de base genética.

Notas relacionadas:
La arquitectura es una profesión peligrosa
Ser o no ser creativo, esa es la cuestión
Arte urbano: una forma alternativa de experimentar la ciudad

01

El diseño es el cambio. Hoy, el diseño paramétrico representa el cambio. El tipo de diseño CAD como lo conocemos hoy en día es probable que desaparezca. Pero el diseño paramétrico no es una nueva idea; de hecho, una de las primeras ideas del diseño asistido por computadora fue esa. Las personas hacen diseño. La planificación e implementación del cambio en el mundo es una de las cosas principales que nos hacen humanos. Ahora bien, ¿cuál es el nuevo conocimiento y habilidades que un diseñador necesita para dominar el diseño paramétrico?

Mientras que el lenguaje es lo que decimos, el diseño es lo que hacemos. Y las computadoras no son más que un nuevo medio para esta antigua empresa. Ahora bien, es verdad que las computadoras son el primer medio activo: son procesadores de símbolos, casi sin límites en el tipo de herramienta que se puede presentar. Bajo la premisa de que detrás de cada estructura hay un algoritmo, con mucho oficio y dedicación, es posible programarlas para hacer mucho de lo que hoy llamamos diseño.

La mayoría de los arquitectos detestaban el CAD, ​​cuando apareció por primera vez. La gran pregunta en las facultades de arquitectura en los años 80 era “¿debemos o no debemos usar las computadoras en el diseño?

Hoy, vemos que el CAD tiene enormes limitantes dado que la demanda de complejidad en simbiosis con la automatización de procesos no permite seguir diseñando bajo la simpleza de esta herramienta. En cambio, el uso de algorítmos es bueno para la creación de geometrías muy complejas con pequeñas cantidades de datos. Gran parte del diseño arquitectónico se trata entonces de ajustar los parámetros. Si bien aún estamos en camino de dominar el arte del diseño paramétrico, hay mucho entusiasmo en ello. Tal vez demasiado en él. Gracias a ello, la mayoría de los arquitectos son conscientes de los beneficios del diseño paramétrico, en tanto y en cuanto pueden hacerse modificaciones en poco tiempo y muy fácilmente para explorar infinitas variaciones.

El Processing comenzó como una plataforma para introducir a artistas y diseñadores en el mundo de los lenguajes de programación para el desarrollo de gráficos generativos, aplicaciones interactivas y piezas de arte. Sin embargo, como la plataforma ha evolucionado con la creación de varias bibliotecas que implementan cada vez mayor cantidad características, al punto tal que algunas de ellas han cambiado al entorno de programación al mismo tiempo que profesionales de diversos campos han encontrado en el Processing una herramienta muy poderosa para el desarrollo de proyectos.

En este sentido, los arquitectos no fueron la excepción y cada vez son más los que usan esta herramienta dada la gran capacidad de análisis y retroalimentación que puede ofrecer. Asimismo, la programación permite diseñar formas generativas con la facilidad de una interfaz de trabajo amigable que permite a los arquitectos crear su propio software en función de las necesidades de un proyecto específico. Muchas escuelas de arquitectura así como las principales firmas de arquitectura han empezado a incluirlo como una herramienta para la investigación y desarrollo.

Hasta el momento, la mayoría de las obras que he visto siguen siendo iniciativas experimentales y conceptuales o grandes obras de costos millonarios como suele suceder cuando se trata de nuevas tecnologías. Sin embargo, creo que a medida que esta herramienta se vuelva más completa e integrada, comenzaremos a ver proyectos reales construidos utilizando a la programación como parte del proceso de diseño.

Para la empresa humana del diseño, los sistemas de diseño paramétrico pueden sin dudas traer nuevas capacidades frescas y necesarias en lo que refiere a la adaptación al contexto de un proyecto así como la contingencia y la exploración de las posibilidades inherentes a una idea. El proceso de diseño paramétrico es una necesidad urgente para los diseñadores en esta era de la tecnología CAD. Dado que da la posibilidad de predecir el potencial, la solución que se generará por un diseñador podrá alterarse y modificarse a través de los valores de los parámetros iniciales para explorar las infinitas instancias de diseño dentro de una familia que supera las restricciones geométricas y topológicas.

En la era de la arquitectura digital, el diseño paramétrico debe ser esencial en la determinación del proceso de diseño arquitectónico. Debe tener un rol mayor en las etapas iniciales de la forma de exploración y generación dado que permite el diseño, análisis y simulación de formas arquitectónicas complejas.