El contrato como freelance sí existe

0
253

Atención lectores diseñadores y empresarios: sí existen los contratos como freelancer. Tener un contrato representa un beneficio tanto para la empresa como para el diseñador freelance, no sólo les proporciona un respaldo a ambas partes, sino también es básico para organizar de la mejor manera el trabajo y dejar en claro los acuerdos a los que se llegó con el cliente.

Notas relacionadas:
LEGALIDAD EN TU DISEÑO WEB
ASPECTOS LEGALES EN EL DISEÑO
ALGUNOS TIPS PARA DISEÑAR APLICACIONES WEB

Realizar un contrato como freelancer no debe representar una complicación. Sólo es cuestión de considerarse los puntos más importantes bajo los que establece la relación laboral. A mi consideración, el punto más importante es el de la aclaración de la tarifa a cobrarse. Por un diseño freelance puedes cobrar por hora o por el trabajo completo. hongkiat.com recomienda que si se cobra por hora, se debe indicar el precio mínimo y el máximo según el proyecto.

También es importante considerar que muchas veces un proyecto se cancela ya que el diseñador ha empezado a trabajar. Si bajo estas circunstancias no se cuenta con un contrato, el diseñador se puede ver perjudicado, pues no hay obligación de pago. Por ello se recomienda realizar una cápsula de indemnización que asegure que se pagará por el trabajo realizado aunque no sea utilizado por el cliente.

Para evitar conflictos entre el cliente y el diseñador, maestrosdelweb.com aconseja  establecer el número de alteraciones y revisiones del  producto que cubre el precio del trabajo. Se recomienda establecer cuántos cambios serán gratuitos, y un precio por cambios extras que solicite el cliente.

Un punto muy importante a considerar son los derechos de autor. En el contrato debe establecerse qué parte de tu trabajo es propiedad del cliente y cuál es del diseñador. Lo más recomendable es establecer que los derechos del proyecto de diseño sean propiedad del freelancer hasta que se cubra el último pago por parte del cliente.

Un buen contrato en el que las dos partes involucradas estén conformes, será garantía de satisfacción para el cliente y de seguridad para el diseñador. Recuerda que siempre debe haber un contrato que respalde esta relación laboral.

Por: Daniela C. Villa

 

 

 

 

 

 

Un contrato protege al diseñador independiente