Fotografía: cómo mantener siempre limpia tu réflex

116

Mantener en óptimas condiciones tu cámara réflex habla del respeto que le tienes a la fotografía además de que te permite hacer un mejor trabajo.

Notas relacionadas:

Kodak no quiere quedarse fuera del juego; lanza cámara para deportistas extremos
6 consejos para proteger del agua y la lluvia tu equipo de fotografía
¿Un nuevo diseño de Iphone con doble cámara?

La limpieza y el mantenimiento de tu equipo fotográfico es una actividad a la que debes poner especial atención y para hacerlo de la mejor manera, se trata de un equipo que cuenta con elementos que requieren especial cuidado. y el portal Xataka Foto enumera cuatro puntos a los que hay que poner especial atención

1.- Cuerpo y botones
Es complicado limpiar pequeños huecos que dejan los diales, los botones y el visor óptico, que parecen atraer el polvo y la suciedad.
Para lograrlo, usa un palillo y un paño de algodón como una camiseta vieja o un pañito microfibra humedecido en alcohol. Para limpiar la pantalla LCD carga siempre con un pañito de microfibra.

shutterstock_204253393

2.- Espejo y sensor
Para limpiar el espejo retira el objetivo y utiliza un pincel de cerdas muy finas y suaves para que las motas se despeguen y caigan fuera de la cámara. Sólo mover el polvo y no sacarlo de la cámara no sirve de nada.
El sensor es un elemento muy delicado y conviene en este caso encargar la limpieza de un elemento tan especial a un servicio técnico profesional. Si te decides a hacerlos tú mismo ,mejor usa bastoncillos tipo escobilla.
Humedece con alcohol una de las partes y dale una pasada, secamos y comprobamos la eficacia fotografiando una superficie uniforme y bien iluminada con el diafragma cerrado al máximo. Si todo ha salido bien, no debe haber ningún tipo de mancha en la fotografía.
Nunca uses aire a presión o con una pera al sensor, puesto que corremos el riesgo de dañar el sensor o introducir más porquería en las tripas de la cámara, algo que sólo agravará el problema.

3.- Partes de cristal
Utiliza un pañito de microfibra para retirar las pequeñas manchas, humedécela en agua para limpiar manchas un poquito más rebeldes. El objetivo tiene dos elementos a la vista, y que muchas veces limpiamos el frontal olvidándonos del trasero. De vez en cuando es recomendable sacar el objetivo y darle una pasada al elemento trasero y los contactos, revisando de paso los siguientes elementos de nuestra lista: el espejo y el sensor.

shutterstock_219446566

4.- Agua y cámaras, mala combinación
Ante una salpicadura de agua apaga la cámara inmediatamente o no la enciendas hasta y extraer partes como la batería, la tarjeta de memoria y el objetivo. Es importante airearla a la sombra, ya que el sol directo puede dañar el cuerpo e incluso provocar daños en el circuito. Es posible usar una secadora de cabello a una distancia muy prudencial y con calor bajo, vigilando que el equipo no se caliente, con el único propósito de ventilar y retirar la humedad.
Si al encenderla tras un tiempo prudencial la cámara no funciona,tendrás que acudir al servicio técnico.