6 consejos para conseguir un aumento de sueldo en diseño

0
346

Realizar investigaciones en el mercado y entre otros diseñadores sobre la actual situación de la industria del diseño, invertir más tiempo y practica en el trabajo y sobre todo ser persistente, si se sigue así, se podrá conseguir una negociación de aumento de sueldo y ser un poco más feliz.

Notas relacionadas:
15 mitos sobre el diseño ¿Realidad o ficción?
10 cosas sobre diseño que probablemente no te enseñaron en la escuela
10 razones para no salir con un diseñador

Algunas de las frases favoritas y repetidas sobre las quejas en el trabajo son “me negrean y me pagan una porquería“, “valgo más de lo que gano” o “hago todo el trabajo de mi jefe“, frases escuchas salir de la boca en especial de los diseñadores, los cuales por muchas razones creen que su trabajo vale más por la gran aportación que hacen al mundo, la cual muchos de éstos tienen.

La verdad, es que el ser diseñador si es una una profesión delicada, actualmente se sitúa en México dentro de las diez peores pagadas, a pesar de que las mayorías de las empresas nacionales e internacionales cuentan con su propio departamento de diseño y el aumento en el país en apertura de agencias de publicidad y marketing digital es cada vez mayor.

Una cosa si es segura, y es que si se lucha y se es constante, la carrera de diseño dará sus frutos, nadie se hace rico de la noche a la mañana, ni Carlos Slim ni Jorge Vergara nacieron en sus condiciones actuales.

No se puede permanecer siempre en el mismo puesto de trabajo y muchos menos con el mismo sueldo toda la vida, en el conformismo se encuentra el pecado. Para permanecer en un lugar o empresa estable y tener un mayor crecimiento y desarrollo profesional, te recomendamos seguir los siguientes seis pasos, los cuales funcionan como estrategia para ir dando señales de un necesario y requerido aumento de sueldo:

01. Investigar la situación tanto del puesto como de la empresa

Averiguar el valor en el mercado sobre la posición del diseño, realizar pequeños estudios y cálculos, hablar con otras personas o colegas que se desenvuelvan en el mismo ambiente. Buscar estudios sobres sueldos y salarios en el país y observar el ambiente interno de la empresa para tener argumentos validos y sólidos para que el momento de solicitar el aumento la respuesta menos esquivada sea “no”. Si realmente se tiene un gusto por el lugar donde se trabaja y se quiere crecer dentro, se puede investigar llendo a entrevistas de trabajo “falsas” y saber cuanto ofrecen otras empresas del mismo giro, ya todo depende de la intensidad de la persona.

02. El tiempo es crucial

El éxito de que se realice un aumento de sueldo muchas veces depende del tiempo de anticipación con el que éste se solicite. En primera instancia se habla con recursos humanos y se piden consejos sobre el modo de como realizarlo y enfrentar el miedo a pedirlo al jefe. Tampoco se debe llegar a los extremos y solicitar de inmediato un aumento del 50%, se puede solicitar un porcentaje más bajo y con el tiempo todo se irá ajustando.

03. Concéntrese en uno mismo

Repetirse varias veces: “yo valgo más”, en lugar de “no se me valora lo suficiente”, El objetivo es saberse vender, en pocas palabras saber manipular y tener “choro”, ya si de plano no se tienen esas cualidades por lo menos buen aspecto físico. Demostrar que es una pieza valiosa para el equipo, realizar aportaciones importantes, siempre proponer y no sólo realizar lo que otros digan, de esa manera el trabajo será mejor calificado cuando se requiera de un aumento de sueldo.

04. Ofrece una oportunidad

Antes de pedir un aumento de sueldo se debe realizar la siguiente pregunta: ¿Qué he hecho para merecer un aumento de sueldo? ¿He mejorado el aspecto de la empresa? ¿Mi jefe realmente me valora y me respeta por mi trabajo? Al pensar bien las cosas y las consideraciones a exponerse sobre la mesa, al jefe le tiene que quedar claro que eres todo un profesional y que tomas en serio el trabajo y la posición dentro de la empresa, demostrar el valor y la pieza clave para el desarrollo y crecimiento de ésta.

05. No ser un completo idiota

Dejar para después las amenazas de renuencia, los chantajes, las quejas o los ultimátums, ya que si las cosas no sales como se esperaban, de lo contrario el puesto será otorgado a otra persona muy pronto. Las conductas agresivas nunca funcionan y menos en el ambiente laboral, las amenazas no ayudan a facilitar los aumentos de sueldo, ya que en el peor de los casos se dan las gracias y se acompaña a la puerta, a veces ni eso. Para calmar las aguas y llevarse la fiesta en paz, mantener un ambiente positivo y alegre es la mejor opción, la apatía aleja el dinero.

06. Mantenerse persistente

Si el aumento de sueldo no tiene fecha o no se ve en un futuro cercano, mantener constante y persistente a los objetivos es lo mejor, renunciar no, ya que posiblemente el cambio de trabajo sea para empeorar la situaión o quedar igual. Las conversiones con los directivos tiene que ser fluidas, amigables y notorias, para que de cierta manera se note el interés hacia la empresa y el trabajo realizado, ya que si en una ocasión no se dio el aumento, asegurarlo para la segunda oportunidad.