El nuevo diseño para pedir matrimonio y al que nadie se negará

0
42

Para reinventar el método tradicional de pedir martirio con un anillo colocado dentro de una caja barata, se diseñó una nueva caja pop-up a la que ninguna mujer se resistirá a decir que no gracias a su factor ¡wow! cuando es descubierto.

Notas relacionadas:
Diseñador propone matrimonio a su novia con una impresionante animación
Pareja recrea famosas escenas de Breaking Bad para el día de su boda
Diseñan el pastel de bodas más horrible de todos los tiempos

El diseño donde se coloca un anillo de compromiso generalmente es horripilante, incluso si se sabe que la respuesta será sí, no se hace nada por cambiar el embalaje tan grande y poco disimulado que delata previamente a quien pedirá matrimonio gracias al bulto que se marca en la ropa (sin albur).

Para poner solución a ese diseño que estropea la ocasión, se diseñó Clifton por Andrew Zo, una caja de anillo de compromiso que no engorda los bolsillos y es más ligera que una billetera. Y como un truco añadido, al abrir el Clifton, el anillo no sólo aparece, sino que da piruetas en posición gracias a un mecanismo emergente destinado a presentar el anillo como una flor.

Zo, un diseñador de envases de profesión, comenzó desde hace ya tiempo con la elaboración del concepto. Él empezó el desarrollo de Clifton cuando era estudiante en la Universidad Emily Carr en 2011. Pero no fue lo suficientemente refinada para ser un producto, así que durante los últimos tres años, ha ido puliendo el concepto para convertirse en el nuevo envase para los anillos de compromiso.

Ahora, $90 dólares puede parecer mucho para una de caja de anillo ya que la mayoría de los joyeros ofrecen ese cubo barato cubierto de falso terciopelo de forma gratuita. Pero dado que el anillo de compromiso promedio va de $2,300 dólares, el Clifton agrega sólo un 4% en el gasto.

Un diseño que sorprende y genera expectativa.

Clifton (3)

Clifton (6)

Clifton (2)

Clifton (4)

Clifton (1)