10 pasos para lograr una larga y exitosa carrera como diseñador

0
503

Llegar y mantenerse en la cima, obtener grandes clientes y hacer perdurar las cuentas, trabajar dentro de proyectos increíbles e internacionales, pero sobre todo tener una cartera o cuenta bancaria estable, estos son algunos de los objetivos que todo diseñador se plantea al iniciar su carrera y que por obvias razones se quieren lograr.

Notas relacionadas:
Bibendum, la primer mascota del branding, cumple 115 años
Las 15 fotografías más poderosas e inspiradoras de todos los tiempos
Agrega color a tú sitio web para obtener más éxito

Algunas de las preguntas más frecuentes que se realizan los diseñadores son: ¿se puede vivir realmente de esto? ¿puedo hacer este trabajo para siempre? ¿tendré siempre la misma creatividad para lograrlo? Ser relevante es una misión que se debe cumplir dentro de esta cerrera, pero es una tarea con enormes proporciones y posibles tropiezos.

Siempre habrá personas con un talento mayor, basta revisar la internet, todo está repleto de trabajos. El número de talentosos diseñadores que compiten directamente los unos contra los otros crece cada año, y al igual que todos, tienen hambre de poder y de trabajo.

Sin embargo, hay un factor que lo cambia todo: el talento. Este factor hará que una carrera en diseño sea larga y exitosa, por tal razón es importante diversificar las habilidades y siempre estar en constante evolución, ya que la longevidad es algo que siempre tiene que estar en mente.

Para lograr una carrera larga y exitosa, a continuación, te presentamos 10 pasos para hacerlo:

shutterstock_143419957

01. Conocer la teoría e historia del diseño gráfico

Comenzar con lo básico de diseño. ¿Cómo se puede esperar dominar una pericia si no se sabe nada de los fundamentos? Es necesario tener un marco de referencia, una pequeña biblioteca y entender los principios básicos de diseño para después decodificarlos.

02. Siempre generar ideas

¿No se tienes un brief creativo? Entonces hay que aprender a escribir uno. No hay que tener miedo a preguntar, más vale asegurarse y ser capaces. Dibujar siempre ayuda a mantenerse activos.
Investigar sobre el “Pensamiento en Diseño Gráfico: Más allá de lluvia de ideas”, una técnica basada en los estudios de casos de la vida real, que muestra las tácticas de resultados basados en cómo los diseñadores pueden recopilar información y generar ideas para resolver diferentes tipos de problemas de diseño.

03. Vender siempre el trabajo, nada de regalos

Vender con confianza las ideas es crucial. Todo vale y cuesta tiempo, por tal razón, siempre se debe valorar el esfuerzo aplicado en los trabajos.

shutterstock_125947259

04. Convertirse en un mejor escritor

La escritura es dura, pero funciona para informar, persuadir y deleitar, sobre todo cuando se hace acompañar de un gráfico. La escritura es otra forma de creatividad. Cuanto más se trabaja el músculo “escritura”, más se aprende.

05. Rodearse de personas más inteligentes

Las personas con más talentos inspiran, lo cual es algo favorecedor para todos, por tal motivo es importante rodearse de grandes pensadores, aquellos que brinden consejos y esparzan su sabiduría a los cuatro vientos. Si se tiene la suerte de estar rodeado de los diseñadores de elite, aprenda de sus hábitos.

shutterstock_85125196

06. Aprender a trabajar tanto solo como en equipo

Cuando se está en un equipo, se puede integrar con éxito las personalidades y talentos del equipo, pero si se es un profesional independiente, se puede administrar las propias tareas y proyectos a pesar de cargar con toda la responsabilidad. Estar preparado adecuadamente para ambos es una situación utópica.

07. Evitar los conflictos profesionales

Ser selectivo y no mezclar vida social con trabajo. Por ejemplo, tener una cuenta de Facebook exclusiva para los amigos y familiares, mientras que Twitter puede ser el lugar donde se mantiene el conecto con las empresas, los colegas y los clientes.

shutterstock_182088959

08. Aceptar que se tienen límites

No forzar las cosas y saber aceptar cuando un proyecto no se podrá cumplir. Es mejor quedar bien parado que a no presentar nada o algo mal hecho. Aceptar cuando algo no es para uno y que se tienen limitaciones es humildad profesional.

09. Mantener frescas las conexiones

No sólo porque se tenga la tarjeta, quiere decir que en realidad se le conoce a alguien. Siempre hay que estar en contacto y dar pasos adelante para no perder oportunidades, ya que éstos le podrán dar de comer, esto incluye a los compañeros del trabajo pasado, amigos que se han hecho en conferencias o diseñadores que inspiran.

10. Ser por siempre curioso

Hacer de la inspiración del diseño parte de la rutina del día a día. Siempre que sea posible, practicar nuevas técnicas, probar nuevas herramientas, tomar riesgos, empujarse a nuevas aventuras, ya que esto obliga a desafiar la creatividad, combatir el estancamiento y ayuda a mantenerse relevante.

shutterstock_196769033