¿Hacia dónde vamos?

0
19

La duda es ese maldito y necesario condimento por el cual la civilización ha avanzado. Una nafta de variada intensidad pero con componentes iguales a la hora de motorizar nuestras ganas.

Mientras esperas que el semáforo se ponga en rojo para poder cruzar, sin dudas, me animo a afirmar que miraste a tu alrededor y viste tantas cosas que hasta la música de tu reproductor se silenció.

Notas relacionadas:
EL DISEÑO EN DEMOCRACIA
¡¡¡DETENGAN ESE RELOJ!!!
5 RAZONES PARA EL ÉXITO
CASSANDRE MI AMIGO

recorrido

Aprovechemos y ejercitemos el “silencio para pensar“, entremos en vacío. Generemos una atmósfera controlada donde podamos movernos mientras todo queda en pausa y analicemos el entorno. Cuantas preguntas seguramente han movilizado a todo lo que está ahí, cuantas necesidades por resolver y para mejorar funcionamientos y procesos. Cuantos diseñadores han hecho todo esto.

¡¡¡Sí!!! hay diseño

Tus ojos comienzan a moverse rápido, quedan sorprendidos, van hacia la nueva óptica mejorada del Sedán del momento que es de un increíble desarrollo tecnológico, pero sin darte cuenta la cazadora a la moda de una chica trend te lleva la vista y haces foco en el libro de David Byrne que lleva entre sus manos. Esa tapa de rojo intenso nos invita a no ignorarla y a redescubrir y reflexionar sobre la bicicleta como medio de transporte para la nueva ciudad.
Giras abrumado, sorprendido y desafiado. Afirmas conceptos ya sabidos, pero, no deja de darte vueltas en la cabeza la idea de cuanto diseño hay en todo lo que nos rodea. Sin dudas hay del bueno, del malo, del que salió como salió y del que al momento nadie ha echado mano sobre él para mejorarlo.

Hay gráfico aplicado en industrial, hay industrial aplicado en indumentaria, hay mercadotecnia en la ingeniería y diseño, hay industrias que interactúan con artistas y la conversación se empieza a convertir en un gran diálogo que se reúne en internet.Todos estamos ahí, el nomenclador no discrimina por departamentos, somos en conjunto la construcción de lo que nos rodea y nos rodeará. La inteligencia colectiva nos empieza a identificar porque nuestra nueva forma de interactuar es la red.

Abro Paréntesis

Debemos ante todo reconocer que la sociedad de consumo tan puesta en discusión hoy es la que financia todo este desarrollo. También no debemos olvidar que es la dosis lo que mata y no el veneno. Si logramos como sociedad reeducarnos y transitar a un consumo responsable, el desarrollo a futuro al menos gozará de menos histeria y de mucho futuro.

Cierro Paréntesis y te vuelvo al “play”

Antes de devolverte al ruido y que puedas llegar a tu trabajo de una vez por todas dejo mi duda planteada para ir resolviendo entre todos. ¿Qué tipo de nuevo camino estamos empezando a construir y hacia dónde vamos? La revolución cultural de la que estamos siendo partícipes nos pone ante desafíos y transformaciones de una envergadura sin precedentes hasta hoy vividos.

La reformulación de nuestro rol como diseñadores a priori pone en jaque la forma en que nos educamos y formamos. Poco a poco se va readecuando nuestro diálogo con el mercado y a mi entender comenzamos a dejar de ser tan hacedores para entrar en una etapa de mayor desarrollo en gestión y estrategia.

La duda está, pero, por sobre todas las cosas están las herramientas para poder guiarnos en el desarrollo y eso hasta hoy se ha llamado futuro.

El semáforo cambió su luz y todo volvió a la normalidad. Al fin te dispones a cruzar, pero un hombre mayor que toca tu hombro te detiene con su duda -“¿disculpe joven, usted, sabe a dónde vamos?”.